Japan Attack reúne lo mejor del arte femenino nikkei

La exposición en Aida Sushi Bar Miraflores cuenta con obras de 8 artistas y ha sido curada por Espacio La Sala.

Japan Attack, exposición que convoca a 8 artistas cuya inspiración está basada en el arte japonés, se inauguró el pasado 30 de enero en los espacios culturales de Aida Sushi Bar, en Miraflores, Lima; con una asistencia que superó la expectativas y en donde se derrochó sushi, arte, buena vibra y excelente música.

La muestra fue curada por Andrè Pereyra, de Espacio La Sala y contó con las obras de Nori Kobayashi, Rebeca Morimoto, Bali, Tamiki, Chiara Garrido, Daniela Tokashiki, Meche Tomotaki y Diana Okuma.

Tamiki comentó a TrendLab que uno de sus sueños de niña era convertirse “en uno de estos personajes de anime y por eso representé un cosplay infantil de jugar a ser un personaje que no eres, y por ahí va mi obra”. La artista agregó que ya había participado en otras muestras en Aida Sushi Bar pero que para esta oportunidad “le presenté la propuesta a varias amigas y fueron súper entusiastas porque como este medio de graffiti e ilustración es muy masculino, entonces fue muy bueno hacer esto entre puras ilustradoras“.

Parte de la obra de Tamiki. Foto: Espacio La Sala.

Por su parte Chiara Garrido, de las pocas no nikkei del grupo, nos dijo que “casi todas las chicas que están exponiendo acá son nikkei, pero desde hace varios años yo estoy investigando sobre la cultura budista zen japonesa y más que nada me inspira la simbología de sakura y del bonsai. La simbología más que nada está basada en como llevar tu vida, sobre como aceptar ciertas fallas e hitos importantes en tu vida porque te vuelven una persona única”.

Obra de Chiara Garrido. Foto: Colección de la artista.

Rebeca Morimoto, otra de las expositoras de Japan Attack, relató que el trabajo que presentó en la muestra está basado en “tres personajes de la mitología y la magia japonesa que interactúan mucho con seres humanos y que han salido mucho en películas, animes y son base de la cultura popular”. Morimoto ya ha participado en varias exposiciones desde el año pasado y ha trabajado con marcas realizando ilustraciones y otro tipo de encargos.

“Nekomata”, de Rebeca Morimoto, significa ‘gato bifurcado’ por su cola separada, se le considera un ser sobrenatural del folclore japonés, que imita al ser humano al maullar y al caminar en dos patas. Foto: Colección de la artista.

Andrè Pereyra, curador y gestor cultural, director de Espacio La Sala, comentó también a TrendLab que en la muestra “se mezclan tradiciones, la cultura, el anime, el manga, los mitos y todo eso le dio sentido para crear Japan Attack”.

Submit a comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *