Epic Games se defiende de las demandas por derechos de autor en Fortnite

“Nadie puede poseer un paso de baile”, dice la defensa legal de la empresa, que cree que las acusaciones no tienen sustento legítimo y que no podrán ganar el juicio

Fortnite se mantuvo el año pasado en la cima de los videojuegos gracias al impacto que ejerció en todas las esferas sociales con una jugabilidad nueva y adictiva; sin embargo fue otra cosa lo que lo convirtió en un fenómeno y esto fue la masificación de los bailes implementados como microtransacciones dentro del Battle Royale.

Epic Games, la empresa creadora de este exitoso juego, tomó prestado de la cultura popular mundial distintos bailes de famosos en series, películas o sucesos particulares y los implementó en un videojuego a través de los Pases de Batallas, misiones que compraban a la cantidad de 10 dólares y que te otorgan como recompensa una serie de cosméticos que personalizan a tu personaje.

Pero no pasaría mucho para que los personajes que hicieron populares estos movimientos denunciaran a la empresa por derechos de autor, con el rapero 2Milly o Alfonso Ribeiro, de la serie “El Principe del Rap”, fueron algunos de los más conocidos.

Tras un tiempo de silencio pero cuando ya se acumularon 5 denuncias sobre esto, el abogado de Epic Games, Dale Cendali ha expuesto en un comunicado que: “La demanda del demandante está fundamentalmente en desacuerdo con los principios de la libertad de expresión, ya que intenta imponer responsabilidad, y por lo tanto relja la expresión creativa, al reclamar derechos que no existen bajo la ley. Nadie puede ser propietario de un paso de baile. El derecho de autor es claro al decir que la danza individual, los pasos y las sencillas rutinas de baile no están protegidos por derechos de autor, sino que son bloques de construcción de libre expresión, que son de dominio público para coreógrafos, bailarines y el público en general para usar, actuar y disfrutar. Además, los derechos de autor no protegen las meras ideas y los conceptos, que son de uso gratuito para todos, sino más bien la expresión de estas ideas”.

No existe un caso similar que pueda usarse como antecedente a este, por lo que se dictamine generará un antes y un después en este tipo de acusaciones para el futuro.

Submit a comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *