El mural más grande del mundo ya no va

Luego de una convocatoria que causó sorpresa y posiciones encontradas en la comunidad artística de Lima, la llamada I Bienal Internacional de Muralización no va a llevarse a cabo y la última palabra la tuvo el alcalde limeño Jorge Muñoz, quien expresó que su despacho no dará la permisología necesaria a Validarte para este evento, pese a que ya habían enviado comunicación en la que comprometían a apoyar la iniciativa.

Comunicación enviada por la Municipalidad a Validarte el día 6 de marzo.

Sin duda habían muchos detalles en las bases de la Bienal que llamaban la atención, como el poco tiempo con el que se contaba para organizar y llevar a cabo tan grande evento, para el que se calculaba tener a 500 artistas nacionales e internacionales, pintando durante 3 días una de las arterias viales más importantes de Lima, lo que planteaba un reto de logística y organización muy grande y con un alto presupuesto.

Además hubo muchas críticas de parte de artistas urbanos y no urbanos, que ponían en entredicho la realización de este evento, por las exigencias que una organización como esta conllevaba.

Pero la alcaldía dijo no y así lo hizo público al inicio:

Luego fue el propio alcalde Muñoz, quien antes que nada se consideró “promotor del arte urbano”, el que expresó que la no validación se debía a que un grupo de auspiciadores involucrados, buscaban promocionarse; por esta razón, se optó por darle la espalda al proyecto.

Muñoz, dijo para Canal N: “Yo soy promotor del arte y creo que es necesario el arte urbano, pero cuando hemos visto este proyecto vimos que iba a llenar el zanjón. Hay 300 auspiciadores que están detrás de esto y éstos lo que buscaban era tener un tipo de presencia en el espacio que se iba a pintar. No es dable que se utilice el espacio público para beneficio de algunas personas”, y agregó que “eso lo han lotizado como para vender sus auspicios”.

¿Qué dice Validarte?

Tras la decisión de la Municipalidad, Validarte emitió un comunicado en el que expresa que la decisión que tranca la organización de este evento le parece “extraña, ya que el día 6 de marzo del 2019 (luego de varias reuniones de coordinación) la Municipalidad emitió una carta a nombre de la Gerencia de Cultura, firmada por la Sra. Arabela Bartra Mujica, Sub Gerenta de Cultura, en donde comunicaron que sí brindarían el apoyo solicitado por nuestra asociación. Apoyo estipulado como permisos y autorizaciones para el desarrollo del evento programado del 25 al 29 de abril y que colocaría a la Municipalidad como coorganizadora de la Bienal”.

Posición de Validarte, luego de la negativa de la municipalidad a apoyar el evento.

Y más adelante se quejan de “la falta de seriedad y respeto que ha manifestado la Municipalidad de Lima, para con la asociación, artistas postulantes y empresas que manifestaron su deseo de apoyar como patrocinadores en esta bienal. Evento que busca ofrecer un espacio con proyección internacional para artistas plásticos independientes”.

Esmeralda López, representante de Validarte, dijo en exclusiva a TrendLab, que les tomó por sorpresa las declaraciones de Muñoz pues ya tenían gestiones adelantadas para llevar a cabo este evento, incluyendo más de 200 artistas que ya habían enviado sus bocetos para ser aprobados por la misma alcaldía.

López describe que en una reunión con Fernando Torres, Gerente de Cultura de la Municipalidad de Lima, sintieron cierto desprecio de parte del funcionario a la propuesta, pero que aún al despedirse ellos corroboraron que el ente municipal se mantenía apoyando la idea.

Acto seguido, enviaron una comunicación al alcalde Muñoz solicitándole una audiencia para discutir la Bienal e hicieron referencia al malestar que tuvieron por el trato de Torres, lo mismo hicieron con cartas a las direcciones de transporte urbano y otras dependencias que debían generar los permisos correspondientes, de los cuales nunca tuvieron respuesta.

Al consultar por qué tardaban tanto en responder, desde la Municipalidad les comunicaron que existían dudas con respecto al tamaño de los logos de los auspiciadores, que en principio iba a ser de un metro por un metro, “perfecto puede achicarlo más, cortarlo a la mitad y de que sea colocado dentro de un segmento de la obra”, les dijo López y fue el 6 de marzo cuando recibieron la carta de apoyo, estableciendo ciertas condiciones que Validarte estuvo de acuerdo en cumplir.

“Todo estaba siguiendo su camino. Yo tengo todas las comunicaciones que me envié con ellos porque ellos sabían que nosotros queríamos presentar el proyecto en una conferencia de prensa y que queríamos tener un representante de la municipalidad de Lima, pero ese día justamente los mismos funcionarios, según me comentaron por Whatsapp, no tenían agenda libre y entonces no se presentó ninguno”, pero igual sacaron adelante la presentación del evento.

Pero quizás se tropezaron con algo que no contaban: “empezaron las críticas”, dice López, “de gente que como el señor Luis Lama y del señor Ramiro Llona, que pese a ser del arte abstracto, quizás se sintieron ofendidos de que no se les llamara para esto, entonces parece que el ego de siempre de uno que otro artista parece que influyó”.

“Las críticas de los artistas y del público sólo las leímos por las redes porque ninguno fue capaz de llamarnos para decirnos lo que pensaban, al contrario sólo empezaron a atacar por redes sociales y preferimos dejarlas pasar porque quisimos evitar que se formaran peleas y discusiones por redes”, dijo Esmeralda López, de Validarte.

“Hubo personas que nos llamaron para darnos críticas constructivas, artistas urbanos que se dedican prácticamente a pintar murales y graffitis e incluso llegamos a reunirnos con un colectivo para llegar a un acuerdo de implementar junto a la Alcaldía de que los colectivos se sumen al evento para que hagan un mural grande, mientras que los demás artistas nuevos hicieran sus obras, porque nosotros queríamos darle la oportunidad a todos los artistas tanto jóvenes como experimentados del Perú, por eso llegamos a plantearnos más bien un festival y no un concurso”, nos dijo López.

Cuando TrendLab le preguntó a López sobre qué pudo haber influido para el cambio de postura de la Municipalidad, la vocera de Validarte nos dijo que “hubo presión por personajes egocentristas influyentes dentro de medios artísticos tipo argollas, se podría decir, para que el señor Muñoz gfuera presionado para retirar el apoyo al evento, o lo que es peor, indicar practicamente frente a los medios, que no sabía nada de esto. O sea, nos dejan como unos estafadores como si no contábamos con un documento de parte de ellos”.

Para Validarte, lo menos que esperaban del alcalde Muñoz, era que le llamaran para encontrarse y realizar una reunión y aclarar los puntos.

El presupuesto general del evento era de casi 800 mil soles y Validarte decidió contar con algunas empresas que se pusieron en contacto con ellos, para abaratar costos en forma de intercambios de materiales y rubros de trabajo para estas jornadas, “entonces estábamos replanteando el camino hasta que Jorge Muñoz salió diciendo lo que dijo y para más diciendo que nosotros estábamos ya teniendo 300 auspiciadores, algo que es mentira pues nosotros apenas habíamos cerrado con 6 o 7 sponsors y aunque habían un montón de empresas que querían apoyar, no sólo con dinero sino también con canjes” dicen de Validarte.

“Si era necesario mover las fechas para evaluar mejor el proyecto con estudios técnicos de parte de la Municipalidad, era cuestión de que nos lo dijeran, para nosotros hablar con los artistas que ya estaban enviando sus bocetos porque ellos merecen respeto, no merecen que lo digan de una manera tan atroz ni tan miserable por televisión”, reclama López.

Por último Validarte indicó a TrendLab lo que ahora pretenden hacer: “El señor Jorge Muñoz está desubicado y en su ignorancia habló como quiso y ¿cómo responderemos nosotros? con una demanda; nosotros con nuestros abogados estamos estudiando hacerle una demanda porque esto no se puede quedar así y una de las cosas que queremos pedir son unas disculpas públicas en una conferencia de prensa, porque prácticamente él hizo creer al Perú entero que Validarte no tenía permisos y eso es una total mentira y a mi se me hace es que hay algo raro atrás, bien fuerte”.

Submit a comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *