Rosalía comenzó tour mundial desde Argentina

Rosalía, el fenómeno del flamenco urbano tomó el escenario alternativo del Lollapalooza el viernes en Buenos Aires a pleno atardecer y demostró por qué su show era uno de los más esperados en el festival.

La cantante española, ganadora de dos Grammys Latinos, que mezcla el flamenco con ritmos como el trap, el soul y hasta el reggaeton, conquistó el público porteño con sus éxitos más sonados como “Malamente” o “Pienso en tu mirá”, hipnotizando a todos con sus bailes de flamenco mezclados con sus pasos al son del reggaeton.

Foto: Fernando de la Orden. El Clarin.

El diario español El País, describe sublimemente el paso de la cantante catalana por el escenario argentino con un par de párrafos antológicos: “Sola o acompañada en el escenario, Rosalía tenía una hoja de ruta y supo llegar a su destino con creces durante la hora que duró su presentación. El público presente, en su mayoría mujeres, comía de su mano. Ya sea bailando flamenco, haciendo pasos sensuales para el reggaeton o ritmos electrónicos, cantando con música de fondo o a capela —alcanzando esas notas agudas de la técnica vocal del canto flamenco— o dirigiendo palabras cariñosas a sus aficionados, los rostros jóvenes, algunos con lágrimas y pintados con maquillaje de glitter, no dejaban de gritar mientras registraban con sus celulares cada movimiento de la artista”.

Continúa el diario El País, de España: “La química de Rosalía con su público alcanzó sus puntos más altos en temas como ‘Catalina’, de ‘Los Ángeles’, su primer álbum, cantando a capela con sus seguidores —’Ponme la mano aquí que la tienes fría / ponme la mano aquí, Catalina mía’— haciéndose cómplices de las lágrimas que se provocaron uno a otro. Así también sintonizaron durante ‘A ningún hombre’ o cuando sonó el inició de ‘Bagdad’ que empieza con esa remezcla de la popular melodía de ‘Cry me a river’, de Justin Timberlake. Casi al cierre, la cantaora terminó de explotar el recital, cambiando al reggaeton aprovechando para promocionar su nueva colaboración con J Balvin, ‘Con altura’. Jugó con las palmas, con los sonidos de una pequeña consola, a cargo de su productor Pablo Díaz-Reixa Díaz, mejor conocido como El Guincho, y con el público, haciéndoles repetir “ole, ole”, mientras bailaba”.

Su sorpresa y agradecimiento al público se vieron reflejados en el post que publicó en su Instagram:

Los últimos compases de su éxito “Malamente” sonaron al final para que la artista se despida: “Gracias por tanto cariño y tanto amor. Esto ha sido un honor, os quiero mucho”. Así comienza la espectacular gira mundial de una artista que se encumbra en el competido mundo de la música urbana global de hoy.

Submit a comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *